Ubicación: Ayuntamiento de Palas de Rei
Distancia: 8,1 km
Tiempo de llegada al punto de ruta: 17 minutos
Por: EP-6305 | LU-P-4008

Estos torrentes, considerados como una de las maravillas de Galicia, se encuentran en la aldea de Ramil perteneciente al municipio lucense de Palas de Rei.

Son un conjunto de rápidos, pequeñas cascadas y pozas en el río Ulla que un poco antes de recibir las aguas de su afluente, el Pambre, forman los Torrentes do Mácara.

El sendero no es ni llano ni recto, pero tampoco dificultoso, aunque sí deberás ir muy atento ya que te puedes encontrar con troncos caídos, peñascos o tramos resbaladizos a causa de la humedad ambiental que podrían darte más de un susto.
Se trata de una ruta ideal para desconectar y dejarse llevar, debido tanto al relajante sonido del agua del río como a la contemplación de un paisaje boscoso en su versión más natural.

La ruta tiene un recorrido de unos 3 km y el tiempo aproximado en el que suele hacerse es una hora.
La mejor forma de llegar es tomar la carretera hacia Palas de Rei y después coger la LU-4008 en dirección al pueblo de Ramil y Melide.

Cuando llegues a Pambre y hayas rebasado el Castillo, aproximadamente a unos 2 kilómetros, verás un puente. Antes de cruzarlo debes coger una pista de tierra y en unos 200 metros ya podrás dejar el coche.

La ruta dará comienzo en un espectacular bosque de castaños que deberás cruzar para tomar un camino que sale a la izquierda y que te llevará caminando pegado al río. En sus diversos tramos te irás encontrando con rápidos espectaculares, pozas que invitan al baño, otras que son bastante profundas, como el “Pozo Negro”, e incluso pequeñas cascadas de hasta 4 metros de altura.

La senda te permitirá hacer paradas para admirar los torrentes, los petroglifos en las rocas y también para contemplar el bosque gallego. Robles, castaños, fresnos y avellanos son algunas de las especies arbóreas que encontrarás a lo largo de la ruta siendo los madroños la especie más llamativa.
Si eliges el otoño como estación para visitarlos te puedes encontrar con abundancia de setas.

¿Aún te sobraría algo de tiempo? En ese caso te recomendamos visitar el Castillo de Pambre, una hermosa fortaleza medieval del siglo XIV.

Ir arriba