Ubicación: Ayuntamiento de Palas de Rei
Distancia: 7,4 km
Tiempo de llegada al punto de ruta: 12 minutos
Por: EP-6305 y LU-P-4008

Esta fortaleza del siglo XIV fue mandada construir por D. Gonzalo Ozores de Ulloa, aunque lo que a día de hoy se conserva pertenece al siglo XV.

Está ubicado en un altozano, a orillas del río del mismo nombre y en un valle en el que confluyen los ríos Pambre y Ulla, perteneciente al municipio de Palas de Rei y, más concretamente, a la Comarca de A Ulloa, muy famosa por su queso (¡una buena ocasión para comprar, o al menos degustar, uno!).

Está considerado Bien de Interés Cultural y es la única construcción de carácter militar que sobrevivió a las Revoltas Irmandiñas del siglo XV.

En el devenir del tiempo se le vincula con la familia de los Deza, los Moscoso o los Churruchaos.
Fue utilizado como portazgo, tuvo funciones militares de protección del Camino de Santiago y, a raíz de la decadencia de este tras la reforma protestante, derivó en un núcleo de la producción agrícola de las tierras vinculadas a su propiedad.

En su interior y en un lateral se encuentra una pequeña capilla, en honor de San Pedro, del s. XII que sirvió como iglesia parroquial hasta el s. XVIII. Durante una excavación aparecieron restos galaico-romanos y suevos y unas tumbas excavadas en roca, dentro y fuera de la capilla, que contenían restos óseos.

Después de pasar por múltiples propietarios, fue tal su estado de abandono que a punto estuvo de derruirse pero, en el año 2012, fue adquirido por la Xunta de Galicia y se procedió a su recuperación, realizando importantes obras de acondicionamiento.

Para poder visitarlo ten en cuenta el horario: en verano permanece abierto de 11:00 a 14:00 h y de 16:00 a 20:00 h y en invierno el horario es de 12:00 a 17:30 horas.
El precio de la entrada por persona es de 3,00 € (teléfono contacto 628 262 251).

Si te quedase tiempo te recomendamos visitar los Torrentes do Mácara que para llegar al castillo has dejado atrás o sea que, si el regreso lo haces por la misma carretera, aproximadamente a unos 2 kilómetros los encontrarás y aunque es una ruta corta no está exenta de belleza paisajística y, dado que caminarás al lado del río Ulla, el sonido del agua te acompañará en tu caminata y verás rápidos, pequeñas cascadas o pozas.

Ir arriba