INSTALACIONES

Disfrutar de una barbacoa bajo el cielo azul de un día de verano mientras escuchas las risas de los niños que juegan

Sentarte bajo la sombra de un roble a escribir esas notas importantes que venías postergando por no encontrar el momento.
Jugar una partida al billar con tu pareja mientras os tomáis una copa después de la cena.
Ejercitarte con un partido de pádel contra tu amigo mientras las chicas disfrutan de una sesión de masaje…

Las posibilidades son muchas porque Pazo Eidián no es solo un lugar especial para pernoctar. Es compartir risas, es relajarse, es hacer nuevas amistades, es mimarse, es desconectar del día a día; es, en definitiva, vivir una experiencia inolvidable. Y la vida se hace de esos momentos.

SI TIENES ALGUNA CONSULTA,

NO LO DUDES

Ir arriba